Top

La desconexión está entre el mar y la montaña

L’Hospitalet de l’Infant i la Vall de Llors es uno de esos lugares por descubrir que nos ofrece la Costa Dorada. Esta destinación destaca por sus playas tranquilas y de aguas transparentes. La cercanía de la montaña con el mar Mediterráneo nos ofrece, además, unos paisajes únicos en la demarcación. Las largas playas de arena fina, que cuentan con certificados de calidad; y el entorno natural facilitan la desconexión.

Esta sensación de bienestar se puede vivir en las playas de la Punta del Riu, de l’Arenal y de l’Almadrava, pero de manera especialmente intensa en la playa del Torn. Es naturista, está ubicada en el espacio natural protegido de La Rojala, y no se ha visto afectada por el proceso urbanizador de las últimas décadas.

La gran riqueza de L’Hospitalet de l’Infant i la Vall de Llors respecto a otros destinos es que, además de atesorar unas playas paradisiacas, nos permite descubrir unos pueblos con encanto, tanto de costa (L’Hospitalet de l’Infant y L’Almadrava), como de interior  (Vandellòs, Masriudoms y Masboquera).

Un rico patrimonio histórico y cultural

Además, dispone de un rico patrimonio histórico y cultural, capitalizado por el hospital gótico de l’Hospitalet de l’Infant –dentro de sus muros se inauguró el verano pasado un centro de visitantes dedicado a la divulgación de este conjunto monumental del siglo XIV, declarado Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN)- y por Ca la Torre de Vandellòs, la casa solariega más significativa del pueblo, bautizada con el nombre de este elemento arquitectónico porque contiene una torre de defensa medieval (también declarada BCIN), que actualmente acoge un centro de interpretación de la historia del pueblo y el archivo histórico municipal.

Otras visitas interesantes relacionadas con el patrimonio son a las fortificaciones republicanas de la Guerra Civil existentes en la zona del Coll de Balaguer; al antiguo molino de Vandellòs, convertido en centro de interpretación del aceite; al poblado de Hifrensa, el conjunto urbanístico que el célebre arquitecto racionalista Antonio Bonet Castellana diseñó en L’Hospitalet de l’Infant; y el pueblo medieval de Castelló, situado muy cerca de Vandellòs, que se está recuperando tras vivir un proceso de abandono.

Una destinación activa

La fusión de mar y montaña hacen de este territorio un destino único para practicar todo tipo de actividades deportivas. En las playas, se puede jugar a diversos deportes en la arena (como voley y fútbol) y practicar actividades náuticas. Por ejemplo, kayaks, pádel surf, snorkel, submarinismo, banana, windsurf, vela… Y a pocos quilómetros de las playas, se pueden recorrer los senderos de la Vall de Llors, a pie o en bicicleta, practicar golf en uno de los mejores campos de pitch & putt de Catalunya, en La Figuerola; y hacer escalada y vías ferradas.

Un amplio abanico de posibilidades para poder elegir entre el relax y la actividad física; entre el mar y la montaña.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies