Top

Un patrimonio para entender el presente

En el archivo Ducal de Medinaceli se conserva un pergamino de más de tres metros que recoge los capítulos fundacionales del Hospital del Coll de Balaguer, rubricados el 8 de noviembre de 1344. Fue impulsor del infante Pere, hijo de los reyes Jaume II y Blanca d’Anjou; de ahí que hoy en día, en el núcleo del municipio que lo acoge se le conozca con el nombre de L’Hospitalet de l’Infant. Se trata de un hospital único, ya que nació como lugar de descanso y curación, pero también como una fortaleza que se ha convertido, con el paso de los años, el símbolo arquitectónico del municipio y uno de sus principales atractivos.

Los búnkeres y las trincheras del Coll de Balaguer son protagonistas de otro momento, vivido en una época muy diferente a la que nos trasladaba al hospital gótico. Sin embargo, casi 80 años después de haberse construido, se mantienen intactas, a la espera de una batalla que nunca se entregó. Un completo sistema defensivo compuesto por cientos de metros de trincheras, algunos búnkeres, polvorines y refugios de tropa. Son los restos de uno de los ramales de las líneas de defensa proyectadas por Vicente Rojo, el jefe del estado mayor del ejército republicano durante la Guerra Civil, para contener el avance nacional hacia Cataluña. Aunque nunca se utilizaron, estas fortificaciones republicanas de la Guerra Civil ubicadas en el Coll de Balaguer estuvieron a punto de ganar protagonismo en el tramo final del enfrentamiento bélico ya que el estado mayor de la marina franquista preparó una operación de desembarco de tropas en las playas de L’Hospitalet de l’Infant.

Estos son dos ejemplos de lo que se puede descubrir con el patrimonio histórico de L’Hospitalet de l’Infant i la Vall de Llors, ya sea con las diferentes visitas guiadas que se organizan o también yendo por libre. Ca la Torre, la casa solariega más significativa de Vandellòs, que toma su nombre de este elemento arquitectónico, la torre de defensa anexa, que es del siglo XVI y está declarada Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN), es otro.

Un patrimonio único en la Costa Dorada que nos servirá para entender mejor nuestro presente y conocer, con todo lujo de detalles, la evolución desde una sociedad medieval y eminentemente rural, hasta el modelo actual.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies